Nieve y senderismo: un gran atractivo de nuestros montes para el invierno

No está muy promocionado el senderismo con nieve pero no por ello es menos practicado

Son muchas las personas que aprovechan las nevadas para hacer rutas de senderismo y contemplar los paisajes blancos de nuestros montes, incluso para practicar deportes de nieve como esquí de fondo, y si se trata de jugar con los niños, el trineo es el rey de la diversión, en cualquier ladera, por pequeña que sea, podemos ver a niños y padres disfrutando sin parar de los paisajes nevados. Aunque la limpieza de los accesos es un trabajo costoso, el ayuntamiento suele limpiar las vías principales del municipio, por lo que el acceso no debería preocuparnos, además de tener numerosas plazas para aparcar los coches en las inmediaciones, acceder a los pinares nevados desde cualquier núcleo es cuestión de pocos minutos y caminar poco, por lo que lo recomendable es dejar el vehículo en cualquier estacionamiento dentro de la localidad y acercarnos andando con los trineos a lugares como este para comenzar la diversión.

Paisaje nevado en San Rafael

Paisaje nevado en San Rafael

Es muy recomendable ir bien abrigados, pero los distintos establecimientos de hostelería de la zona disponen de calefacción para que entremos en calor, o bien lo podemos hacer degustando cualquiera de los platos típicos de invierno para reponer fuerzas y que las calorías regresen a nuestro cuerpo.

Paisajes nevados en la Sierra de Guadarrama en los pinares de El Espinar

Paisajes nevados en la Sierra de Guadarrama en los pinares de El Espinar

Para quienes deseen hacer largas caminatas por la nieve, también hay rutas con estupendos paisajes con los que disfrutar, casi en soledad, porque nos acompañará la naturaleza que sigue viva en esta zona. Una de las mejores zonas para este senderismo más deportivo y profesional es la Garganta, desde la que veremos los mejores paisaje del entorno, y que tendremos que repetir para poder completar la visita de todos los montes que componen ese rincón más natural y salvaje.

Senderismo con nieve en la Sierra de Guadarrama

Cualquier rincón del pinar sirve para divertirse con la familia en la nieve

Senderismo con nieve en la Sierra de Guadarrama

Senderismo entre pinos nevados en la Sierra de Guadarrama

Niños jugando con trineos en San Rafael

Niños jugando con trineos en San Rafael

El Espinar y el Águila Imperial son buenos vecinos

Uno de nuestros ilustres vecinos en los montes que rodean el municipio de El Espinar es el Águila ImperialAquila Adalberti, que se encuentra dentro de la zona crítica de conservación del Águila Imperial Ibérica, contando con varios nidos donde se pretende preservar y extender el número de ejemplares que vivan en nuestro entorno. Como es normal, la ubicación de los nidos es secreta, para poder preservar mejor su procreación. La Junta de Castilla y León es la administración encargada de la supervivencia de la especie, con programas para la observación, hacer seguimiento e incluso alimentación de esta especie. Pero lo ideal es salir al monte provistos con unos buenos prismáticos, ideales para ver aves que contasen con 20 aumentos mínimo, y probar suerte para ver si nos encontramos con algún ejemplar, si no conseguimos ver alguna de las parejas que anidan en los pinares seguro que disfrutaremos contemplando otro tipo de aves o especies animales más fáciles de ver. Os invitamos a ponerlo en práctica.

Municipio por el Águila Imperial

Municipio por el Águila Imperial

Graellsia Isabelae un endemismo en nuestra zona

¿Sabías que la Graellsia es una especie de mariposa es característica de nuestra zona?

Graellsia Isabelae no es un ejemplar fácil de ver, es una variedad de mariposa endémica, que además de contar con unos colores y diseño característico, se puede encontrar en nuestros pinares, tanto en la vertiente segoviana como en la madrileña de la Sierra de Guadarrama, aunque si la vemos es mejor no hacer nada más que fotos sin molestar, pues es una especie protegida que se encuentra dentro del Catálogo Nacional de Especies Amenazadas de España, además de por El Convenio de Berna 1979, la Directiva Hábitat (Anexo II) y por la Ley 2/1991 de la Comunidad de Madrid y Decreto 18/1992.

En la imagen vemos un ejemplar macho, fotografiado en la entrada el pinar de San Rafael, en zona urbana pero con pinos, se diferencia visualmente de la hembra por las alas terminadas en una forma más alargada y tener un cuerpo más pequeño y fino, que suele morir al poco del apareamiento con las hembras, que se dedican después del acto al cuidado de los huevos, ubicando estos de forma separada entre las acículas de los pinos, que son la base principal de su alimento. Son nocturnas, por lo que verlas de día -solo se podrá hacer de mayo a junio-, como nos pasó a nosotros, significa que están en la fase final de su vida.

¿Has visto alguna vez algún ejemplar? Cuéntanos dónde y cuando, y si te parece un fantástico ejemplar que identifique esta zona.

Graellsia Isabelae

Graellsia Isabelae fotografiada en San Rafael. Fotografía de Pedro L. Merino