Gastronomía

Antiguo cruce de caminos con la fonda original a la derecha.

Antiguo cruce de caminos con la fonda original a la derecha.

Por ser una zona que históricamente ha servido para el descanso y esparcimiento de muchas personas, lo que habitualmente se llama veraneantes, la población siempre ha contado con una oferta gastronómica a disposición de todos los que por aquí venían a descansar, principalmente desde Madrid. En 1784 se abrió una casa de postas en San Rafael, también llamada fonda, ordenado por Carlos III como alternativa al Puerto de Navacerrada sobre todo cuando las inclemencias meteorológicas complicaban el acceso a la provincia de Segovia por ese paso.

Desde entonces el paso del Alto del León para comunicarse con el norte de la península ha servido para atraer a muchos visitantes que recalaban en este núcleo de población para descansar del viaje de ida y vuelta. Esto originaba mucha actividad económica en la hostelería, que derivó en buenos restaurantes donde poder los viajeros. También por ser una zona de descanso, favorecida por las buenas comunicaciones también en tren desde la capital, se favoreció el desarrollo de la actividad comercial demandada por todos esos visitantes estacionales que llegaban a construirse grandes casas familiares, llamados hoteles, donde disfrutaban del entorno natural durante tres meses de manera continuada.

Ganadería extensiva que además de producir carnes de alta calidad contribuye a mejorar el medio ambiente

ganado pastando en el campo alimentación natural

La alimentación natural, en el campo, ganadería extensiva, reporta unas carnes muy ricas que utilizan todos los restaurantes de la zona.

Toda esa historia de atención a un público que demandaba ricos alimentos, no podemos olvidar que otra de las actividades económicas típicas de esta zona es la ganadería, por lo que estaban aseguradas buenas carnes en los platos, bien de cordero o de ternera, desembocó en varios restaurantes donde la cocina era muy apreciada, pero con el tiempo y las nuevas generaciones de cocineros han surgido restaurantes donde podemos probar una cocina más moderna, tanto en el diseño y confección de los platos como en su presentación.

Gastronomía micológica con productos de nuestro pinares

boletus edulis originario de los pinares de El Espinar

Boletus edulis originario de los pinares de El Espinar

Además, por ser una zona donde la naturaleza nos regala con épocas estacionales ricas en setas, estas llegan a los platos de maneras muy variadas, bien sea en forma de crema de hongos recogidos en estos pinares o setas a la plancha o al ajillo como los ricos y abundantes níscalos que crecen en un entorno lleno de pinares, muy limpios de tierra y carnes muy gruesas.

níscalos limpios recogidos en los pinares de El Espinar

Níscalos limpios recogidos en los pinares de El Espinar

Pero si nuestro gusto culinario está mas orientado a tomar unas ricas tapas o raciones, cualquier bar o restaurante de la zona dispone de una amplia variedad en el que podemos practicar el típico chateo entre amigos y familiares acompañado de raciones tan ricas como patatas bravas o ali-oli, raciones de oreja cocinadas de distintas formas, platos de ibéricos o quesos de máxima calidad, o tapas variadas de todos los sabores, recomendando sobre todo cuando se organizan los concursos de tapas, que es cuando se esmeran en ofrecernos una gran variedad de aperitivos de gran acogida entre vecinos y visitantes.

A continuación os mostramos una muestra de los variados platos que podemos encontrar en los restaurantes de la zona, imágenes cedidas por Restaurante Volvoreta y Bodega La Serrata.

Resumen
Gastronomía como atractivo turístico
Título
Gastronomía como atractivo turístico
Descripción
Riqueza gastronómica como atractivo turístico del municipio, desde la cocina clásica castellana con asados a la cocina más moderna en innovadora, la variedad abarca todos los gustos y todos los bolsillos.
Autor

Deja un comentario